Calidad del gasto público: “No se trata de gastar sino de gastar bien”

Mario Andre López Rojas

Según Carlos Casas, profesor principal del departamento académico de economía de la Universidad del Pacífico (UP), “la tasa de ejecución del presupuesto se ha vuelto el indicador más importante del gasto público, pero eso no debería ser así. La presión mediática y política a la cual se ven sometidos las autoridades y los titulares de pliegos presupuestales hace que busquen aumentar sus ratios de ejecución a como dé lugar. Tanto así que siempre durante el último trimestre del año la ejecución del gasto aumenta considerablemente. Sin embargo, esa es una pésima práctica porque la presión por gastar puede generar ineficiencia y abre espacios para la corrupción. En este último caso, debe recordarse lo ocurrido en Áncash, donde los ratios de ejecución eran elevados, pero detrás de ello se descubrieron prácticas corruptas”.

En ese mismo sentido, el Instituto Peruano de Economía (IPE), indica que “en nuestro país, el análisis del gasto público, especialmente el de la inversión pública, tiende a concentrarse en las cifras de ejecución del gasto; especialmente durante el año con elecciones regionales, muchos políticos se aferrarán a estos números como indicadores del desempeño del gobierno regional. Dadas las grandes carencias de servicios públicos, es natural que los ciudadanos se indignen ante gobiernos que no son capaces de utilizar el presupuesto de que disponen. Sin embargo, se debe tener mucho cuidado con un análisis centrado en la ejecución del gasto”.

Fuera de las posiciones anteriormente descritas, vamos a realizar un breve análisis de la “exitosa” ejecución del gasto público por parte del gobierno regional de Loreto acumulado a setiembre de 2017, ya que según la consulta amigable del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Loreto ocupa el primer lugar en la ejecución del gasto a nivel de gobierno regional (70.5% de avance) comparado con las otras 25 regiones del país, lo cual debería alegrarnos pero no como para hacer fiesta, ya que hay que tomarlo con pinzas:

El gobierno regional de Loreto al 30 de setiembre del 2017 ha acumulado una ejecución (devengado) de S/ 1 141 millones de soles en gastos, los cuales divididos sobre los S/ 1 620 millones de soles que representan su presupuesto institucional modificado (PIM) nos da el porcentaje de 70.5% de avance. Ahora, una pregunta sería: ¿en qué se han gastado esos S/ 1141 millones?, en primer lugar, más de la mitad (54.3%), es decir S/ 616 millones se gastaron en remuneraciones de personal administrativo, magisterio, salud, obreros y dietas de los consejeros regionales; el gasto en este rubro presenta un avance de 80.5%, ya que este gasto se tiene que ejecutar sí o sí. En segundo lugar, S/ 228 millones (20.1% del total) se gastaron en compra de bienes (S/ 53 millones) y contratación de servicios (S/ 175 millones); dentro de este último destaca el gasto en contratos administrativos de servicios (CAS) por S/ 84 millones. Hasta aquí, entre gasto en remuneraciones, compra de bienes, contratación de servicios y las transferencias (S/ 58 millones) suman un total de S/ 902 millones; es decir, el 79.5% del total del gasto acumulado a setiembre por parte del gobierno regional de Loreto se destinó a gasto corriente.

Según Sergio Bravo, Director del FRI ESAN, “el impulso del gasto corriente tiene implicancias positivas sobre el Sector Privado al aumentar la demanda de bienes y servicios, y por lo tanto incrementar el PBI. Sin embargo, como los recursos para elevar el gasto corriente provienen principalmente de la recaudación tributaria –los impuestos a las empresas y personas naturales– entonces el efecto positivo sobre el producto será evidente solo si se utilizan recursos fiscales de periodos anteriores. Por otro lado, la recaudación fiscal puede solventar el incremento del gasto corriente solo hasta que llega a un límite, a partir del cual se necesitará mayores recursos fiscales para financiar el gasto corriente y para equilibrar el presupuesto, y existirá una presión por recaudar mayores impuestos –pues no habrá respaldo para un incremento de la deuda pública y el otro camino es generar inflación-, perjudicando a empresas y personas, reduciendo entonces el efecto de la demanda sobre el PBI”.

En tercer lugar se han gastado S/ 227 millones en inversiones, de los cuales el 42.3% (S/ 96 millones) se lo llevan 3 proyectos: HOSPITAL DE IQUITOS CESAR GARAYAR GARCIA (S/ 54 millones), HOSPITAL SANTA GEMA (S/ 29 millones) y, I.E. TNTE. MANUEL CLAVERO MUGA (S/ 13 millones); tanto el Hospital de Iquitos como el Hospital de Yurimaguas, según la consulta amigable del MEF, a inicios de año figuraban en el PIM del gobierno nacional. Esos S/ 227 millones en inversiones ejecutadas a setiembre de este año representan una variación positiva de 125.7%, bastante ¿cierto?, no tanto, ya que en el acumulado a setiembre del año 2016 se registra una ejecución de S/ 97 millones, es decir 17.7% menos que en el mismo periodo del año anterior; y en el acumulado a setiembre del año 2015 se registra una ejecución de S/ 114 millones, es decir 41.3% menos que en el mismo periodo del año 2014. Por otro lado, esos S/ 227 millones están por debajo de los S/ 234 millones ejecutados en el año 2010 y de los S/ 277 millones ejecutados en el año 2012.

Por otro lado, el presupuesto institucional de apertura (PIA) del total de gastos del gobierno regional de Loreto para el año 2017 se incrementó en S/ 501 millones; mientras que, el de Piura lo hizo en S/ 778 millones, Arequipa en S/ 700 millones, Junín en S/ 600 millones, Cajamarca en S/ 578 millones y La Libertad en S/ 516 millones. Desagregando, el llamado, por algunos, “espectacular” incremento del PIA de inversiones de S/ 99.5 millones al PIM de S/ 409 millones, no sería tan espectacular, ya que desde el año 2009 no habíamos tenido un PIA tan bajo (S/ 71 millones) y; con respecto al PIM, para el año 2010 (S/ 422 millones), año 2011 (S/ 438 millones) y el año 2012 (S/ 459 millones) se registran montos superiores; aunque para esos años se recibía fuertes cantidades de recursos por canon petrolero y además gran parte de esos recursos se destinaron a la obra de la PTAR. Adicionalmente, el avance de la ejecución del gasto en inversiones acumulado a setiembre es de 55.5%, restando 3 meses para terminar el año y teniendo que ejecutar ese 44.5% restante, ¿se podrá lograr llegar al 100%?, difícil creo yo, ya que en los últimos 7 años el gobierno regional de Loreto ha ejecutado en promedio apenas el 79% de su PIM para inversiones; además, al 30 de setiembre de este año existen 49 proyectos con un PIM total de S/ 38 millones que reportan 0% (CERO) de avance en ejecución.

Finalmente, más importante que fijarnos en el porcentaje de ejecución del gasto, se debería buscar la eficiencia del gasto y con ello mostrar cuánto ha ayudado ese monto gastado en la reducción de brechas sociales que hoy aquejan de sobremanera en Loreto.

*Economista y profesor universitario.

©  2017 Colegio de Economistas de Loreto 

  • Black Facebook Icon

Telf: 065- 507366

Desarrollado por Cristian Anderson Fachin Echevarría  - Todos los derechos reservados por Colegio de Economistas de Loreto