Loreto, San Martín y Ucayali: PBI 2013 con año base 2007

Mario Andre López Rojas

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero muchas veces tenemos que hacerlas para saber ¿dónde estamos? y ¿hacia dónde vamos? Así que, ahí les va: son ocho años que, por motivos de trabajo, viajo dos o tres veces cada año, tanto al departamento de San Martín como al de Ucayali, ambos se ubican cerca a nuestro querido Loreto, lo cual haría pensar que nuestro desenvolvimiento económico debería ser muy parecido. Todo viaje, de corta o larga duración, nos embarga de nostalgia y de sentimientos encontrados; pero, de esos ocho años de constantes viajes, en los últimos tres años, nunca antes había deseado quedarme más tiempo en Pucallpa; se podría decir que el crecimiento de dicha ciudad, la limpieza y orden de la misma, la llegada de grandes centros comerciales y el dinamismo económico que se percibe, permite que la estancia sea mucho más cómoda. Por el lado del departamento de San Martín el contexto es muy similar, entre otras cosas: el Gobierno Regional de San Martín ha sido considerado como uno de los mejores en ejecución presupuestal, por algo su Presidente Regional fue designado Primer Ministro; además de haber llevado adelante el famoso Modelo de Desarrollo Alternativo, esto último permitió el despegue de su agricultura a través del cultivo de arroz, café, cacao, palma aceitera, etc. Hasta aquí estoy manifestando mis subjetividades, así que para aterrizar un poco y hablar con cierta precisión revisemos algunos aspectos del comportamiento del  Producto Bruto Interno (PBI), con año base 2007, en estos tres departamentos para el año 2013, con la finalidad de determinar si Ucayali y San Martín han mejorado en estos últimos años, o es que nuestro querido Loreto se ha estancado económicamente.

Antes de realizar las correspondientes comparaciones, tenemos que recordar que en el presente año, el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) ha publicado las cuentas nacionales con el nuevo año base (se reemplazó el año 1994 por el año 2007), y esta semana acaba de publicar el PBI departamental del año 2013, también con año base 2007 para el periodo 2007-2013.

Con ello, para el año 2013, Loreto habría crecido 4,6% en términos nominales, Ucayali lo habría hecho en 2,9% y San Martín en 0,7%; mientras que el Perú creció 5,8%. Hasta aquí pareciera que Loreto está mejor que Ucayali y San Martín. Pero si revisamos el crecimiento promedio entre los años 2007 y 2013, Loreto habría crecido en 3,4%; mientras que, Ucayali creció 4,4%, Perú lo hizo en 6,1% y San Martín en 6,5%, este último casi el doble de lo que crecimos nosotros en términos porcentuales.

Ahora del total del PBI a nivel nacional, para el año 2013, Loreto representa el 2,1%; mientras que, San Martín el 1,1% y Ucayali el 0,9%, lo que nos ubica como la economía que más aporta al PBI nacional con respecto a estos tres departamentos.

En términos de PBI per-cápita (es decir, el total del PBI por departamento dividido entre el total de la población por departamento), en el año 2013, para Loreto es de S/. 10 080.00, para Ucayali es de S/. 9 548.00, para San Martín es de S/. 6 892.00 y para el Perú es de S/. 17 789.00.

A nivel desagregado por tipo de actividad, con el cambio de año base, en el caso de Loreto, ahora la principal actividad económica lo constituye la Extracción de Petróleo, Gas y Minerales, ya que aporta el 35,1% del valor total del PBI de Loreto; seguido de la Manufactura, que aporta el 8,0% del total; y la Agricultura, Ganadería, Caza y Silvicultura, que aporta el 7,6%. Para el año 2013, entre las actividades que tuvieron mayor tasa de crecimiento en Loreto fueron: Pesca y Acuicultura (9,3%); Telecomunicaciones y otros servicios de comunicación (8,9%); Extracción de petróleo, gas y minerales (6,6%); y Alojamiento y restaurantes (6,4%). Contrariamente, la Manufactura y la Construcción registraron tasas de crecimiento negativas (-0,7% y -5,7%, respectivamente).

En el caso de San Martín, la Agricultura, Ganadería, Caza y Silvicultura se mantiene como la principal actividad económica, ya que aporta el 26,8% del valor total del PBI de San Martín; seguido de la Manufactura, que aporta el 11,5% del total; y la Administración pública y defensa, que aporta el 7,9%. Para el año 2013, entre las actividades que tuvieron mayor tasa de crecimiento en San Martín fueron: Telecomunicaciones y otros servicios de comunicación (8,5%); Comercio (5,7%); Alojamiento y restaurantes (5,7%); y Otros servicios (4,4%). Contrariamente, las actividades de Electricidad, gas y agua;  Agricultura, ganadería, caza y silvicultura; y Pesca y acuicultura, registraron tasas de crecimiento negativas (-3,3%; -8,2% y -23,2%, respectivamente).

En Ucayali, la Manufactura se constituye como la principal actividad económica, ya que aporta el 19,8% del valor total del PBI de Ucayali; seguido de Agricultura, Ganadería, Caza y Silvicultura, que aporta el 11,3% del total; y la Extracción de Petróleo, Gas y Minerales, que aporta el 9,6%. Para el año 2013, entre las actividades que tuvieron mayor tasa de crecimiento en Ucayali fueron: Construcción (23,5%); Telecomunicaciones y otros servicios de comunicación (8,9%); Otros servicios (6,7%); y Alojamiento y restaurantes (6,4%). Contrariamente, las actividades de Manufactura; Pesca y acuicultura; Electricidad, gas y agua; y Extracción de petróleo, gas y minerales, registraron tasas de crecimiento negativas (-0,3%; -5,2%; -11,8% y -17,2%, respectivamente).

Ahora, algunos de ustedes se preguntaran: ¿Cuál es la importancia de todo esto sobre el PBI departamental? La respuesta es sencilla, como lo dijo algún economista:

“Para avanzar hacia el desarrollo económico, primero se tiene que contribuir a que la “torta” (PBI) sea lo más grande posible (eficiencia); luego, hacer la mejor redistribución posible de los recursos (mecanismos de mercado) y; finalmente, todo lo anterior dentro de un marco institucional adecuado”.

*Economista y profesor universitario.

©  2017 Colegio de Economistas de Loreto 

Telf: 065- 507366

  • Black Facebook Icon

Desarrollado por Cristian Anderson Fachin Echevarría  - Todos los derechos reservados por Colegio de Economistas de Loreto