Calidad del Crecimiento Regional (1)

Mario Andre López Rojas

En el último Encuentro de Economistas desarrollado en la ciudad de Lima, al cual asisten investigadores, académicos y responsables de política económica del Perú y otros países de la región, se trataron dos temas, entre otros, por demás importantes para todas las regiones del país, el primero de ellos referido a la construcción de un Índice de Calidad del Crecimiento Regional (ICCR), motivado por la premisa de que los resultados alcanzados en la dimensión social resultan insostenibles sin un crecimiento sólido en el tiempo, ya que algunas regiones del Perú han experimentado un episodio de alto crecimiento económico en los últimos años, pero surge la interrogante: ¿Un alto crecimiento por si solo conduce necesariamente a mejores resultados sociales? La reciente historia económica y política en algunas regiones del país ha mostrado que un alto crecimiento no necesariamente culmina en mejores resultados sociales (caso Cajamarca, por ejemplo). En algunas regiones, el nuevo episodio de crecimiento más moderado y en algunos casos: volátil, deriva a que se enfrenten al riesgo de perder lo ganado. Por tanto, la calidad del crecimiento importa y muchísimo. Pero qué entendemos por “Calidad del Crecimiento”, según Mlachila et al. (2014), es aquel crecimiento que se caracteriza por ser fuerte, estable y sostenible, que propicia la productividad y conduce a resultados socialmente deseables como la mejora de los niveles de vida y alivio a la pobreza. Por lo tanto lo que pretende el ICCR es capturar las características multidimensionales de crecimiento de las regiones del país en un indicador sintético propuesto por Mlachila et al. (2014) para el periodo 2008-2015. Previo a ello y como se podrá observar en el siguiente cuadro, la región Loreto, entre los años 2007 y 2015, pasó de registrar 57,5% de pobreza monetaria a registrar 35,0%, lo cual significa que la redujo en 22,5 puntos porcentuales en 8 años, interesante ¿cierto?, honestamente no tanto, porque San Martín y Ucayali, entre otras regiones más, redujeron su nivel de pobreza monetaria mucho más, por lo tanto la brecha se ha acortado.

Del gráfico también se desprende que aquellas regiones que registraban mayores tasas de pobreza monetaria en el año 2007, son las que más han reducido dichos niveles. Lo cual es bastante lógico, ya que para aquellas regiones con bajos niveles de pobreza (Lima y Arequipa, por ejemplo) cada vez les es más difícil reducir un punto adicional de pobreza monetaria.

El ICCR va más allá de los niveles de ingresos y se complementa con la identificación de la naturaleza del crecimiento, a través de sus variables fundamentales: fortaleza, volatilidad, diversificación y composición de la demanda; aunado a los resultados sociales obtenidos en Salud, Educación y Calidad del Empleo, por cada una de las regiones. La ventaja del ICCR es su capacidad para evaluar la calidad de episodios específicos de crecimiento dentro y a través de las regiones. Con ello y desarrollando una metodología bastante sencilla se obtienen los siguientes resultados:

En el cuadro anterior podemos observar que de las 24 regiones, solo 10 de ellas han mejorado  la calidad de su crecimiento entre el periodo 2008-2011 y el periodo 2012-2015; Loreto lamentablemente se mantiene en el último lugar e incluso su ICCR se redujo en 0,01 puntos; mientras que, San Martín y Ucayali se mantienen en los puestos 13 y 20, respectivamente.

Por lo tanto, el ICCR es una herramienta útil para el análisis de la calidad del crecimiento regional. Sirve como complemento a otros indicadores de bienestar como el Índice de Desarrollo Humano (IDH), Índice de Progreso Social Regional (IPSR) y de competitividad (ICR e INCORE). Sin embargo, a diferencia de ellos, al considerar la naturaleza del crecimiento, podría coadyuvar a la orientación de una estrategia exitosa de crecimiento en las regiones del país. No obstante, el ICCR no dice nada sobre la sostenibilidad del crecimiento de largo plazo. La calidad del crecimiento en regiones es muy heterogénea y se aprecia un mejor desempeño en la zona sur del país.

Finalmente si graficamos y categorizamos los ICCR obtenidos, podemos observar que Loreto se encuentra dentro del grupo de los llamados “Aspirantes”, pero también hay que recordar que aspirar implica saber ¿hacia dónde vamos?, además de saber ¿cómo hacerlo?.......................

¿LO SABEMOS?

El segundo tema está referido a la Competitividad Regional, el cual lo veremos en un siguiente artículo.

(1) En base a: Índice de Calidad del Crecimiento Regional (ICCR), Iván Cosavalente, octubre 2016.

*Economista y profesor universitario.

©  2017 Colegio de Economistas de Loreto 

Telf: 065- 507366

  • Black Facebook Icon

Desarrollado por Cristian Anderson Fachin Echevarría  - Todos los derechos reservados por Colegio de Economistas de Loreto