Sobre el Índice de Competitividad Regional 2014

Mario Andre López Rojas

La última publicación sobre el Índice de Competitividad Regional (INCORE) 2014, que en realidad corresponde al año 2013, elaborada por el Instituto Peruano de Economía (IPE), muestra ciertos resultados que nos siguen dejando muy mal parados frente a los demás departamentos del país: “Los más competitivos son Lima, Moquegua y Arequipa; San Martín ocupa el puesto 14 (puesto 15 en el INCORE 2012) y Ucayali el puesto 16 (puesto 18 en el INCORE 2012); mientras que, Loreto sigue ocupando el último lugar”.

 

El INCORE cuantifica la información sobre instituciones, políticas y otros factores que afectan la productividad y la competitividad de cada departamento en el Perú. Busca replicar, en la medida de lo posible, la metodología usada para calcular el índice global de competitividad del Foro Económico Mundial, considerando las restricciones de información existentes a nivel departamental. Así, evalúa la competitividad de los 24 departamentos del Perú considerando 41 indicadores (en el INCORE 2012 se consideraron 39) agrupados en 6 pilares: Instituciones, Infraestructura, Entorno Económico, Salud, Educación y Laboral.

Los resultados del INCORE 2014 mantienen los lineamientos generales identificados el año anterior. El tercio superior de las regiones, en términos de competitividad, se encuentra conformado principalmente por regiones costeras (salvo por Madre de Dios) y hay una correspondencia casi total entre las regiones en el último tercio de competitividad y las regiones que presentan los mayores niveles de pobreza.

Loreto sigue siendo la región menos competitiva. Su mayor debilidad sigue siendo su déficit de infraestructura, sobre todo en el caso de electricidad y agua. Asimismo, también ocupa el último lugar en el pilar de Educación, al poseer la mayor tasa de deserción escolar y la menor tasa de asistencia en secundaria, así como el más bajo rendimiento en lectura y matemáticas.

El ranking del pilar de instituciones lo lidera Huancavelica, seguido por Huánuco y Amazonas. San Martín es el departamento con mejor percepción del uso adecuado de recursos públicos, Loreto ocupa el cuarto lugar, y Ucayali ocupa el puesto 6.

En el caso del pilar de infraestructura, en los primeros lugares se encuentran Lima, Arequipa e Ica. Lima es el departamento con mayor cobertura de electricidad y de desagüe para sus habitantes, además posee la mayor cobertura en telefonía móvil e internet. San Martín ocupa el puesto 19, Ucayali el 21 y Loreto es último. La brecha de inversión en servicios públicos de Loreto como porcentaje del Valor Agregado Bruto (VAB) es del 15,8% (INEI, 2011). Según el INEI para el año 2012, en el caso del porcentaje de hogares con agua potable: San Martín (71,0%), Ucayali (53,3%) y Loreto (46,8%); porcentaje de hogares con acceso a energía eléctrica: San Martín (84,6%), Ucayali (82,5%) y Loreto (72,1) y; porcentaje de hogares con internet: San Martín (8,9%), Ucayali (7,2%) y Loreto (5,0%).

Respecto al entorno económico, el ranking es liderado por Lima, Moquegua y Arequipa. La capital es el departamento con el mayor Producto Bruto Interno (PBI), con el mayor gasto por hogar (40% por encima del promedio) y con el mayor porcentaje de personas con acceso al crédito. Ucayali ocupa el puesto 13, Loreto el 16 y San Martín el 17.

En el año 2001, el PBI (a precios constantes de 1994) del departamento de San Martín representaba el  56,1% del PBI de Loreto; asimismo, el PBI de Ucayali representaba el 50,1% del PBI de Loreto. Once años después, en el año 2012, el PBI de San Martín representa el  68,5% del PBI de Loreto y; el de Ucayali representa el 54,4%: ¿Qué pasó? Una posible explicación es que, mientras Loreto acumuló un crecimiento de 65,1% en esos once años, San Martín acumuló 101,5% y Ucayali 79,1%; es decir, estos dos últimos crecieron mucho más que Loreto. Asimismo, en el periodo 2001-2012, Loreto tuvo una tasa de crecimiento promedio de su PBI de 4,7 por ciento, que pudo haber sido menor, ya que el crecimiento obtenido el año 2011 (8,0%) se sustenta, principalmente, en el crecimiento del sector construcción, es decir en la ampliación del sistema de agua y alcantarillado e instalación de la planta de tratamiento de aguas residuales de la ciudad de Iquitos; mientras que, Ucayali obtuvo 5,4% y San Martín 6,6%.

El análisis se vuelve más agrio cuando comparamos en términos per cápita (dividimos el total del PBI a precios constantes de 1994 sobre el total de la población a nivel departamental), ya que el PBI per cápita real de San Martín acumuló un crecimiento de 68,7% en esos once años; mientras que, el de Ucayali creció 49,6% y; el de Loreto lo hizo en 41,4 por ciento. Con ello, en el año 2012, el PBI per cápita real de Ucayali es de S/. 4582.00, el de Loreto es de S/. 3997.00 y el de San Martín es de S/. 3418.00. Irónicamente el nivel de PBI per cápita de Loreto para el año 2012 es similar al del año 1988: ¿25 años de estancamiento?

Si no fuera poco, Loreto es uno de los 8 departamentos más pobres del país, ya que el 37,4 por ciento de la población se encuentra en situación de pobreza total (pobreza monetaria, INEI 2014). Entre los años 2007-2013, la pobreza en Loreto se redujo 20,1 puntos porcentuales, mientras que, en San Martín y Ucayali se redujo mucho más (26,1 y 33,6 puntos porcentuales, respectivamente).

Para el pilar de salud lo lideran Lima, Arequipa e Ica. San Martín ocupa el puesto 12, Ucayali el 21 y Loreto subió al 23. Somos penúltimos, entre otras cosas, porque: 46,9% de los partos son realizados fuera de los establecimientos de salud (INEI, 2010); la esperanza de vida de los loretanos al nacer para el año 2013 es de 71,9 años (INEI). Para el año 2011, de cada 1000 partos, 38 fallecieron al nacer en Loreto, mientras que, en San Martín y Ucayali solo 26. Para el año 2012, el porcentaje de niños con desnutrición crónica en Loreto (32,3%) fue mayor que en Ucayali (24,7%) y San Martín (16,8) y; en el caso del porcentaje de niños menores de 3 años con anemia, Loreto posee el 57,3%, Ucayali el 54,8% y San Martín el 38,8%.  

Mientras que, para el pilar de educación, Tacna, Lima y Moquegua se encuentran primeros. San Martín es 18, Ucayali es 19 y Loreto es último. Somos últimos, porque, entre otros detalles, tenemos al 53,4% del total de alumnos de 2do grado de primaria con rendimiento deficiente en lectura y al 88,3% del total de alumnos del mismo grado con rendimiento deficiente en matemáticas (INEI, 2012). Además, para el año 2012, Loreto tiene la menor tasa de asistencia escolar, tanto en primaria (84,9%) como secundaria (55,1%), con respecto a San Martín (91,4% y 75,3%) y Ucayali (88,8% y 69,0%) respectivamente.

En el caso laboral, figuran Madre de Dios, Lima y Arequipa en los primeros lugares. Ucayali es 7, San Martín es 10 y Loreto es 12; a pesar de tener una Población Económicamente Activa (PEA) ocupada mayor en cantidad comparada con Ucayali y San Martín, irónicamente, poseemos un menor porcentaje en cuanto a la PEA adecuadamente empleada. La PEA desempleada en Loreto representa el 15,3%, en San Martín es el 9,5% y en Ucayali es el 7,0%. Según el INEI, para el año 2012, en Loreto el ingreso promedio mensual del hogar fue de S/. 963.00, en San Martín fue de S/. 983.00 y en Ucayali fue de S/. 1015.00.

Quizás, en parte, por todo lo aquí descrito y por algunas otras razones más, la cadena de centros comerciales Open Plaza decidió la construcción de su nuevo local en Pucallpa, con una inversión de US$ 60 millones, siendo así el primer centro comercial ubicado en la selva del Perú. El centro comercial, que inició parcialmente sus operaciones en el primer trimestre del presente año, se viene construyendo sobre un área de 40 mil m2. Cuenta con una tienda por departamentos Saga Falabella, un hipermercado Tottus y una tienda del hogar y construcción Sodimac. También tiene un complejo de seis salas de cines de la cadena Cinépolis, zona de juegos infantiles como Coney Park, patio de comidas y restaurantes, servicios bancarios, entre otros. Además, cuenta con 280 estacionamientos y se proyecta más de 500 mil de visitas mensuales. Durante su etapa de construcción generó 1500 puestos de trabajo de manera directa e indirecta, y una vez que el centro comercial entre en funcionamiento al 100% se requerirán de 1000 trabajadores de la zona. Asimismo, el Grupo Intercorp viene construyendo su primer centro comercial en el oriente peruano (Real Plaza Pucallpa), el cual estarían inaugurando en julio de 2014. El proyecto tiene una inversión de US$ 45 millones en un terreno de 33 200 m2, con dos niveles, además de 250 establecimientos. Como anclas van Ripley, Oechsle, Promart y Plaza Vea, además de CinePlanet (5 salas digitales y una 3D) y Happyland (entretenimiento).

En San Martín, la empresa Top Rank Publicidad, propietaria de las marcas Cine Star y Movie Time viene construyendo su primer strip center en la ciudad de Tarapoto (a mediados del año 2013 ya inauguró uno similar en la ciudad de Pucallpa), con una inversión de US$ 5 millones, en un área de 3000 m2. La propuesta se orienta a ofrecer salas de cine como tienda ancla, espacios comerciales, patio de comida y un área de juegos. Bajo este contexto, la cadena de Cine Star planea competir con Cinerama Plaza Tarapoto, el cual demandó una inversión aproximada de US$ 5 millones en un área de 5 mil m2, donde alberga un complejo de cines con cinco salas (una de ellas 3D), un patio de comida, nueve locales y ocho módulos.

Después de haber leído lo anterior, imagino que al igual que a Usted, sólo nos queda suspirar……….., al menos por ahora.

*Economista y profesor universitario.