INFORME IPE XII: IMPACTO DEL COVID-19 EN LA ECONOMÍA PERUANANA

06 de junio 2020
Fuente: Instituto Peruano de Economía (IPE)

En la decimosegunda semana de estado de emergencia, el número de casos confirmados y fallecidos por COVID-19 continúa aumentando. Entre el 30 de mayo y el 5 de junio, el promedio de nuevos casos diarios fue de 5,155, 10% menor al promedio en los siete días anteriores. Sin embargo, el número de pruebas diarias se redujo 29% entre los mismos períodos de tiempo. Asimismo, esta semana el Ejecutivo prorrogó la emergencia sanitaria hasta el 8 de septiembre con lo cual se amplía la priorización y las facilidades en la adquisición de bienes y servicios que se requieran contratar durante este periodo de emergencia.

Esta semana, mediante Decreto Supremo N° 101-2020-PCM, el Ejecutivo aprobó el inicio de la Fase 2 de la reactivación económica desde el viernes 5 de junio. Con ello, se autorizó el reinicio de diversas actividades complementarias a las aprobadas en la primera fase en todos los sectores económicos. Entre las actividades permitidas en esta nueva etapa se halla la producción de mediana y pequeña minería, la reanudación de proyectos de inversión pública y la provisión de servicios profesionales, entre otras. Así, el Ejecutivo se espera que 780 mil empresas reanuden sus actividades y se recuperen cerca de 500 mil empleos.

Entre las modificaciones más relevantes de la nueva normativa destaca que las empresas podrán reanudar sus actividades automáticamente luego de registrar sus planes de vigilancia, prevención y control de COVID-19. Además, el Decreto Supremo permite el reinicio de actividades de los conglomerados productivos y/o comerciales a puerta cerrada o a través de comercio electrónico, excepto en las regiones de Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad, Loreto, Ucayali, Ica, así como en las provincias de Santa, Huarmey y Casma del departamento de Áncash. De acuerdo con la Dirección General de Epidemiología, estas regiones son aquellas que requieren apoyo urgente para el control del COVID-19.

Según se anunció, se espera que, con esta disposición, el 80% de la producción nacional esté habilitada para iniciar operaciones. No obstante, durante el 2020, no se recuperarían los niveles de producción registrados previos a la crisis del COVID-19 debido a la caída de la demanda interna. Al respecto, el IPE proyecta una caída del PBI en 2020 dentro del rango de -13.8% y -15.8% y una recuperación entre 14.6% y 16.6% en el 2021. Así, se estima que aproximadamente en el tercer trimestre del 2021 se recuperarían los niveles de producción previos a la crisis.

Como ha venido realizando regularmente durante la cuarentena, el IPE presenta una actualización del impacto que vienen experimentando los principales sectores en la última semana y los avances en la reactivación según la distribución económica del INEI: (i) Agropecuario (ii) Pesca; (iii) Minería e hidrocarburos; (iv) Manufactura; (v) Electricidad, agua y distribución de gas; (vi) Construcción; (vii) Comercio; (viii) Transporte y almacenamiento; y (ix) Servicios. Este análisis incluye también información de empresas representativas y gremios, así como otras fuentes de información secundarias.

©  2017 Colegio de Economistas de Loreto 

  • Black Facebook Icon

Telf: 065- 507366

Desarrollado por Cristian Anderson Fachin Echevarría  - Todos los derechos reservados por Colegio de Economistas de Loreto