¿Cómo superar las barreras al crecimiento económico de Loreto?

Mario Andre López Rojas

Este es el tercer artículo que me atrevo a publicar, he recibido múltiples comentarios sobre el contenido de los anteriores, sobre todo: ¿por qué tus artículos resaltan lo negativo de los indicadores socio-económicos de nuestro departamento? Yo les respondo, que esa no es la intención, la idea es, humildemente, tratar de resaltar nuestra realidad, ¿Cómo estamos?, como siempre se los digo a mis alumnos: preguntarse el ¿por qué? de todo, absolutamente todo, lo que sucede a nuestro alrededor, ya que nuestras vidas transcurren muchas veces simplemente en la rutina diaria y no logramos entender lo que realmente sucede, con ello, obviamente, no podremos hacer nada por mejorar lo que se viene haciendo.

Según el libro ¨Las Barreras al Crecimiento Económico de Loreto¨ de dos de mis más admirados profesores: Waldo Mendoza y José Gallardo, existen tres factores principales como barrera directa al crecimiento económico de Loreto: Aislamiento e Inconsistencia de Políticas Económicas;  Infraestructura y; Capital Humano, estos dos últimos como factores complementarios y; de los tres, dos de ellos, posiblemente con efectos más inmediatos.

Por mi parte, esta vez, voy a tratar de sugerir, en mi modesta opinión, alternativas de solución para superar dichos factores que se presentan como barreras al crecimiento de Loreto:

Nos encontramos aislados, por lo que tanto el Gobierno Central como el Gobierno Regional deberían reorientar sus esfuerzos a establecer una visión de desarrollo de la Amazonía, es decir de cómo nos deberían ver. Urge una real conectividad con el resto del país: prioritariamente la limpieza y/o dragado de nuestros ríos, para mejorar su navegabilidad, así como la modernización del puerto de ENAPU en Iquitos, sin olvidarnos del Puerto de Masusa; todo esto vía concesión y a través de cofinanciamiento, ya que los ríos amazónicos no son rentables. En el caso del dragado de los ríos, actualmente existe en ProInversión el proyecto: “Hidrovía Amazónica: Ríos Marañón y Amazonas, tramo Saramiriza – Iquitos – Santa Rosa; río Huallaga, tramo Yurimaguas – confluencia con el río Marañón; río Ucayali, tramo Pucallpa – confluencia con el río Marañón”; con una inversión total de US$ 69,0 millones, sobre el cual ya se cerró el proceso de calificación y existen ocho interesados calificados, por lo que se espera que la adjudicación del proyecto se logre a fines del presente mes. En el caso del puerto ENAPU de Iquitos, según el Diario Gestión en una de sus ediciones de marzo del año 2012, indicó que el proceso para su concesión no se había desarrollado hasta ahora, porque el anterior gobierno nacional cedió a presiones del Gobierno Regional de Loreto para que primero se priorice un proyecto ferroviario entre la ciudad de Iquitos y Yurimaguas. El presidente de la Autoridad Portuaria Nacional, Frank Boyle, señaló que no es bueno haber retrasado esa iniciativa, en vista de que el citado puerto requiere un reforzamiento urgente, pues hoy tiene una grave inestabilidad en el terreno que lo sostiene, y en poco tiempo podría colapsar. Actualmente, ProInversión planea relanzar lo del puerto de ENAPU en el transcurso del segundo semestre del presente año.

Necesitamos interconectarnos al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN), para que con ello podamos contar con un servicio de energía eléctrica eficiente, de menor costo y mejor calidad. ProInversión acaba de adjudicar el proyecto ´´Línea de Transmisión 220 KV Moyobamba-Iquitos y Subestaciones Asociadas´´, el cual demandará una inversión aproximada de US$ 434,0 millones; la empresa que ganó la Buena Pro es el Consorcio Isolux Transmisora Peruana (Isolux Ingeniería S.A. - Isolux de México S.A.). Adicionalmente, se viene desarrollando el proyecto de ´´Suministro de Energía para Iquitos´´, con una inversión de US$ 100 millones, que tiene como fin el instalar un sistema de generación robusto y moderno en la ciudad de Iquitos, con capacidad de 70 Kw, que remplace los grupos térmicos antiguos y obsoletos actualmente en servicio, se ubicaría en la periferia de la ciudad de Iquitos, y su área de influencia se circunscribirá inicialmente a las zonas que se atiende actualmente con la producción de la central térmica de Iquitos, para luego de la interconexión al SEIN pasar a ser una especie de reserva fría.

Necesitamos tener internet con velocidad 3G, la famosa conexión a través de banda ancha, para así poder tener mayor conectividad en tiempo real, lo cual beneficiaría al comercio, la educación, las finanzas, etc. A la fecha, ya se avanzó bastante, ya que desde abril del presente año se cuenta con ese servicio, gracias a la ejecución del proyecto (vía 11 estaciones de microondas) que forma parte de los compromisos de la concesión de telefonía móvil que Telefónica suscribió con el Estado, y en el que se ha invertido S/. 180 millones. Ahora esperamos que la fibra óptica llegue lo más pronto posible (¿dentro de 2 años?); para ello, ProInversión adjudicó al consorcio mexicano TV Azteca-Tendai la Buena Pro del proyecto Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica.

¿Necesitamos un tren o una carretera?, para ser sincero, a estas alturas de mi vida y con la esperanza de que mi departamento se desarrolle y se conecte con el resto del país, cualquiera de los dos; pero como Economista y siendo realista, me inclino por las carreteras, una que vaya desde Iquitos hasta Yurimaguas (existen algunos trazos e incluso trochas) y, otra que parta de Iquitos y llegue al Estrecho (proyecto de INADE versus la trocha de Don Joaquín Abensur), sobre este último, la empresa SIMA viene elaborando el expediente técnico para la construcción del puente sobre el río Nanay, lo cual forma parte de la construcción del I tramo de la carretera Bellavista - Mazán - Salvador - El Estrecho; ¿se imaginan los polos de desarrollo que surgirían? Sea cual fuera, sin la voluntad política de declararlas obras de interés nacional, todo será como hasta ahora: un sueño!

Sobre políticas económicas, es necesario revisar, corregir, mejorar, entre otras cosas, la ley N° 27037 de Promoción de la Inversión en la Amazonía, ya que los supuestos beneficios se dan para las empresas del sector comercio y no tanto para la industria. ¿Debemos seguir exigiendo el reintegro tributario? que sólo beneficia a algunos; o ¿seguir el ejemplo de San Martín?: eliminación del beneficio de reintegro tributario, crédito fiscal especial y la exoneración del IGV a las importaciones a favor de los comerciantes, a cambio de la asignación de una partida presupuestal para obras no menor a S/. 45 millones anuales durante cincuenta años. Obviamente, primero tendríamos que superar los problemas de aislamiento que sufrimos actualmente. Luego está la Ley N° 29763 Forestal y de Fauna Silvestre, la cual no es considerada una mala ley, pero no toma en cuenta las diferencias entre las regiones del país o la situación de los países con los que potencialmente se compite: así, por ejemplo, la exigencia de explotar únicamente el 5% de la concesión, es considerada por los empresarios del sector como irreal, considerando la biodiversidad de Loreto, especialmente cuando los empresarios de otros países operan en bosques homogéneos y cerca de puertos y de otra infraestructura relevante.

Finalmente y no menos importante, en cuanto al Capital Humano, ¿qué hacer para luchar contra el trabajo infantil, desnutrición crónica y morbilidad infantil?: buscar los mecanismos para generar mayor empleo e incrementar los ingresos de la población, sobre todo en los sectores C y D. En educación, se debe buscar elevar el nivel de cobertura, mejorar la calidad educativa, capacitar a los maestros, eliminar la deserción escolar; asimismo, a nivel profesional, tenemos pocos especialistas acordes a nuestra realidad: electricistas, mecánicos, ingenieros petroleros, etc. En salud, se tiene que construir y equipar más hospitales y centros de salud, contratar más médicos y, sobre todo, hacer un manejo eficiente de los recursos financieros.

En conclusión, no espero haber descubierto la pólvora, o tener la varita mágica, ni mucho menos ser el dueño de la verdad, pero muchos creemos que la reducción de los altísimos costos y la provisión de una infraestructura adecuada tendría impacto directo en el crecimiento de las diversas actividades como la producción agrícola y de procesamiento de alimentos, turismo, comercio, servicios, entre otros; además, la mejora de las condiciones de vida, la mejora del nivel educativo e incremento de la productividad propiciaría que se reduzcan las actividades delictivas, con ello tendríamos un mayor y mejor capital humano y un mayor crecimiento económico en el futuro. ¿Ustedes que piensan?..............

*Economista y profesor universitario.

©  2017 Colegio de Economistas de Loreto 

  • Black Facebook Icon

Telf: 065- 507366

Desarrollado por Cristian Anderson Fachin Echevarría  - Todos los derechos reservados por Colegio de Economistas de Loreto